¿Qué te pasa?

Aquella mañana Picaraza B. y yo paseábamos por la ciudad en busca de tesoros. Un busto de cabeza calva llamó nuestra atención, y nos acercamos hasta él.

– Es una estatua de Nestor, estoy segura -me dijo B. sin pestañear.

– ¿Nestor? ¿Tú crees que han hecho un homenaje a aquel chico anónimo que vimos en una cábina teléfonica hace veinte años?

– No lo sé, todo puede ser. No sabemos a qué se dedicó… A lo mejor se hizo político.

– Sí, tienes razón… ¿Por qué no? Es una idea brillante, como su calva. Recuerdo que hablaba con semblante muy serio; a saber quién estaba al otro lado del hilo telefónico…

– Callad – un gato acomodado en su lecho vegetal nos increpó-. No tenéis ni idea.

Era un ser prepotente y aburrido; probablemente había olvidado su esencia gatuna. Así que decidimos perseguirle para que depusiera su actitud.

Picaraza S.

Tendencias de cirugía estética para el 2015

Botox, rinoplastia, blefaropastia, y relleno facial.

Porque la vida, ese proceso de deterioro durante el cual tenemos la oportunidad de experimentar, aprender y madurar antes de morir, se trata de eso: de ir en contra de su propia esencia.

No asumir la realidad es una gran receta para disfrutar y ser felices. Dedicarse a ello con ahínco. No hay más que ver la paz, la fuerza y el equilibrio que transmiten los rostros operados. Por eso, entre muchos de los estandartes de la belleza y el glamour del género humano, se aprecia una puntera evolución estética: de muñeco, a esperpento, a monstruo. Si quieres apuntarte a esta corriente, ponte a ello cuanto antes y no pierdas el tiempo. Simplemente acaba con él.

Yo ya he pensado en hacerme algún pequeño retoque; afilarme levemente el pico, nada más. ¿No has sentido la necesidad?

Y, al hilo de todo esto, en breve haré un homenaje a rarezas estéticas del panorama cinematográfico actual. Comienzo mi búsqueda de tesoritos…

Picaraza S.

01-01-2015

2015, sigue la odisea.
Avanzamos ineludiblemente hacia el siglo XXII
Tomamos las uvas viendo el reloj de la puerta del Sol, como siempre.
Un presentador y una presentadora tienen diálogos absurdos,
como siempre.

Él va vestido con traje. Ella lleva un salto de cama.
Él le pregunta si lleva bragas rojas; ella nos enseña que son negras.

Avanzamos a pasos agigantados…
A ver si para el año que viene se nos han hinchado los ovarios lo suficiente
y declaramos de una vez
la GUERRAAAAAAAAAAAAA!!!!!!

Picaraza B.

pio pio

ESTOY HASTA EL PICO
DE QUE ME DIGAN
“Hazte una cuenta de FB”

Como si fuera el santo grial, la llave del éxito.
Aaaaaaaaaahhhhhhh

¡Que se compren acciones de Coca-cola y me dejen en paz, hombre ya!

Picaraza B.